miércoles 28 de febrero de 2024 - Edición Nº1351

Locales | 26 nov 2023

EDITORIAL

Error de cálculo

Tanto Massa como Uñac se la jugaron a ganar y la sociedad les dio una cachetada de realidad.


 

En el peronismo el relato trasciende la grieta. De tanto armar relato y de tanto desvirtuar la realidad, los integrantes del peronismo y el kirchnerismo ya no saben cuál es la verdad. Los argentinos tuvimos que padecer un candidato que era parte del oficialismo, pero en su relato decía que no era parte y que prometía arreglar la economía siendo ministro de economía. Una mentira arriba de otra. Bueno de los mismos creadores del relato interminable nacional, tenemos la versión de segunda mano provincial. Así es, en San Juan al relato lo arma Uñac. Pero ahora se le fue mucho la mano. En la semana tomó el sayo y se puso a contestarle al vicegobernador electo Fabián Martín, pretendiendo instalar un relato que ni en las mejores series de Netflix se animan a hacer. Lo mandó a Fabián Martín a trabajar. Estos chicos del peronismo son tan temperamentales que se olvidan que siguen en el gobierno. Desde el regreso de la democracia el 85 % del tiempo, gobernaron la provincia los peronistas, llámese Escobar, Gioja ó Uñac y nunca trabajaron para el pueblo. Y de la noche a la mañana en una discusión de ideas manda a una persona a trabajar cuando todavía no asume como vicegobernador. Es como culpar a un jugador que está en el banco, de un penal que realizó un adversario en el campo de juego. Las ideas no se matan decía Sarmiento. Yo me permito una paradoja y digo que el oficialismo en San Juan mata las ideas y a los polímatas.  De repente Uñac quiere hablar de trabajo cuando en realidad con los nombramientos a familiares, amigos y punteros lo único que demuestra es que quiere que su sequito viva del estado y no del trabajo digno.

El pocitano está tan relajado desde que se enteró que perdió las elecciones que pierde la noción del tiempo y el espacio. La gente se pregunta cómo tiene el tupe de salir en un medio de comunicación a decir que solo habla con el gobernador electo, tratando de ningunear a Martín, si todo el mundo sabe que la función del vicegobernador es la de quitarle pesos de encima al gobernador y acompañar en la conducción de la provincia. Parece que, en esto del orden de importancias, Uñac nunca aprendió el chiste de ¿qué está primero, el huevo o la gallina? Se llevó a marzo la materia de “orden de prioridades y de jerarquías de gobierno. Dijo en el mismo medio de comunicación, que Fabián Martín tendrá mucho trabajo que hacer, y le pide que siga construyendo la provincia que deja. Error de sintaxis y también de coherencia. Deja una provincia destruida y sin nada. La verdadera frase debería ser, le pido a Orrego y a Martín que hagan lo que yo nunca hice. Trabajar para los sanjuaninos. Pero bueno como para gusto no hay nada escrito, ¿vio señora?, yo mejor dejo que los sanjuaninos hablen con el dueño del circo y no con el señor de los malabares. En nuestra provincia al gobernador electo Marcelo Orrego le sienta bien hacer buenas migas con un buen político, representante de Milei en San Juan como es José Peluc, que tener acercamientos con Uñac que está en franca retirada y que de tres elecciones en las que participó solo pudo agarrar por descarte una senaduría.

Mi abuelita decía, no hay peor enemigo que los propios pensamientos. En el peronismo el relato mata las ideas. Así que, si el deseo de todo peronista es seguir viviendo en “peronia”, que así sea. En Argentina los ciudadanos dijeron basta y votaron el cambio y, sino que miren los diarios con el mapa pintado de amarillo en las elecciones de gobernador y en las nacionales pintado de morado. Erraron el cálculo. Uñac debe estar sentado esperando un llamado que nunca llegará. Porque apostaron todo lo que tenían a Sergio Massa y se toparon no con una pared, sino que chocaron con la pared y luego cayeron a un pozo. ¿En que cabeza cabe que el 65 % de los votos logrados entre Miley y JxC irían a Massa? Solo un loco podía sostener ese relato. Para colmo no les alcanza con no tener el voto de la gente que a eso le agregan seguir haciendo las cosas mal. En la nación Massa y su señora armaron negocios turbios. Y en San Juan lo tenemos a don Sergio, patoteando a sus sucesores, pero a la vez dejando su ética por el piso, con nombramientos poco éticos. A eso se le suma que dejan enquistados para siempre en el Tribunal de cuentas y en el de Tasaciones a sus “amistades”, importándole muy poco el mensaje que la sociedad les dejó en las elecciones anteriores.

San Juan termina siendo un fiel reflejo de lo que en la nación pasa. Empresas como YPF, Aerolíneas Argentinas, el Banco Central, Afip o el Anses son problemas a solucionar por el presidente electo Javier Milei. Se sabe que destruyeron todos estos organismos y empresas. En la provincia también siguen el modelo, fiel a las maniobras de corrupción a la que nos querían acostumbrar. Uñac quiere detonar desde adentro hacia afuera a la nueva gestión, metiendo gente en la administración pública, Osse, Tribunal de Cuentas y Tribunal de Tasación. Después se preguntan en que fallaron para perder las elecciones. Es una lástima, pero ni Massa, ni Gioja y mucho menos Uñac leyeron a Kafka, si lo hubieran hecho, sabrían el significado de una de sus principales frases: “empieza de una vez a ser quién eres, en vez de calcular quién serás”. Error de cálculo. Un error que les costó muy caro.

 

Por: Dr. César Jofré

OPINÁ, DEJÁ TU COMENTARIO:
Más Noticias

NEWSLETTER

Suscríbase a nuestro boletín de noticias